Domingo, 26 de septiembre de 2021

Más de la mitad de los vehículos españoles requieren la revisión profesional de sus neumáticos tras las vacaciones

Revisión visual de los neumáticos tras el verano

Revisión visual de los neumáticos tras el verano

Revisión visual de los neumáticos tras el verano
La profundidad del dibujo del neumático es vital para garantizar una frenada eficaz y buena adherencia

La profundidad del dibujo del neumático es vital para garantizar una frenada eficaz y buena adherencia

La profundidad del dibujo del neumático es vital para garantizar una frenada eficaz y buena adherencia
Hay que acudir a su taller de confianza para contar con un asesoramiento profesional

Hay que acudir a su taller de confianza para contar con un asesoramiento profesional

Hay que acudir a su taller de confianza para contar con un asesoramiento profesional

Según las estimaciones recogidas por Grupo Andrés entre los profesionales de los talleres españoles en los que distribuye, casi el 60% de los vehículos españoles necesitaría una revisión profunda y profesional de sus neumáticos tras los meses del periodo estival.

Es importante recordar que los neumáticos son el único punto de contacto directo con el suelo, son cruciales para la seguridad y soportan un notable desgaste cuando se viaja con frecuencia, pero también pueden sufrir daños si pasan mucho tiempo sin utilizarse. Además, las altas temperaturas propias del verano tienen su repercusión en los neumáticos, así como la carga extra de los vehículos, los trayectos de largo recorrido, el estado del asfalto, el uso de carreteras diferentes a la habituales, la circulación por zonas rurales o incluso por terrenos sin asfaltar. Situaciones, todas ellas, muy habituales a lo largo del verano. Además, cuando se viaja en épocas de mucho tráfico, con frecuencia los neumáticos soportan más frenazos y acelerones o daños en las gomas.

Los profesionales comprueban que en la mayoría de los casos probablemente no es necesario cambiar los neumáticos, eso depende de los kilómetros recorridos con ellos, las condiciones en las que han circulado o lo cuidadoso que sea el propietario con el mantenimiento. El consejo de Grupo Andrés es que se recurra a la opinión de un profesional para saber si es o no necesario renovar los neumáticos.

Sea cual sea el caso, lo que sin duda recomienda Grupo Andrés es una buena revisión visual de los neumáticos tras el verano, antes de volver al uso rutinario de los vehículos, con los continuos desplazamientos al trabajo, llevar a los niños al cole…, y aún más teniendo en cuenta que llega una nueva estación, con un clima cambiante, -lluvia, viento, frío, heladas- ante el que debemos evitar situaciones de riesgo, al menos poner los medios para tener mayor seguridad al volante.

Elementos que se deben revisar en los neumáticos

Presión de los neumáticos

Seguir las indicaciones del fabricante para comprobar si falta o llevamos exceso de presión en los neumáticos, lo que servirá para lograr la mayor eficacia y menor desgaste. Mejor hacerlo con los neumáticos en frío, si acaban de usarse pueden dar valores erróneos. Si apenas se ha usado el coche en verano, se recuerda que la inactividad puede causar también una pérdida de presión.

Se recomienda revisar y corregir las presiones en un taller especializado ya que los aparatos que se encuentran en las estaciones de servicio no suelen tener un buen mantenimiento.

Banda de rodadura

Observar la profundidad y el desgaste de las ruedas, si hay un desgaste irregular, lo más seguro es que haya un desajuste en el equilibrado o la alineación. Es importante determinar las causas porque trasciende a otros elementos del vehículo.

La profundidad del dibujo del neumático es vital para garantizar una frenada eficaz y buena adherencia, especialmente cuando empieza a llover o empeora el tiempo. La ley exige cambiar los neumáticos cuando la profundidad de la banda de rodadura está por debajo de los 1,6 milímetros. No obstante, la percepción de Grupo Andrés es que ya hay que prestar atención a los neumáticos con menos de 3mm de profundidad sobre todo en periodos de lluvia y/nieve o hielo.

Estado de las gomas o la estructura del neumático

Tanto la carcasa como el interior pueden estar dañados por culpa de los baches, roces, golpes o mal estado de las carreteras.

Y es posible que, si no se ha movido el coche nada de nada en estos meses, tengan deformidades por cargar durante mucho tiempo sobre la misma parte del neumático. También puede haber otros desperfectos como grietas en la goma. Si se nota que los neumáticos vibran al rodar, pueden necesitar equilibrar nuevamente o pueden estar deformados y ocasionar un reventón.

Neumáticos de Verano, Invierno o All Season

Es importante comprobar qué tipo de neumático calza nuestro vehículo y si es acorde al clima en el que va a ser utilizado mayoritariamente, la recomendación de Grupo Andrés es optar por los neumáticos All Season, que se adaptan perfectamente a la conducción en altas temperaturas, tan normales en el verano español; pero también permiten abordar la llegada del otoño e invierno siguiente con máximas garantías.

Son los neumáticos del Cambio Climático, como se denominan en Neumáticos Andrés. Ideales en la climatología de la Península Ibérica -y cada vez más en toda Europa- donde se producen fenómenos meteorológicos sorpresivos, heladas, nevadas repentinas, lluvias torrenciales y episodios de calor asfixiante. Los All Season mantienen su eficacia por debajo de los 7 grados y por encima de 40 grados. En cualquiera de estas condiciones, proporciona un agarre máximo, en frenadas, aceleración o curvas. No hay que olvidar que los All season están homologados por ley para sustituir a las cadenas en caso de nieve/hielo.

Pide consejo profesional

Por último, acudir a su taller de confianza para contar con un asesoramiento profesional ya que, como expertos, pueden detectar vicios ocultos o explicar mejor las razones de un comportamiento extraño en el vehículo.

Bridgestone2021

686 977 358

666 696 979

© Canal Neumático | Aviso legal

Créditos d: Alex Guimerà & d: Marc Perez